Parque Natural de Mondragó

Si has estado en Mallorca, probablemente ya sepas que en nuestra soleada isla te recibe siempre con un impresionante escenario natural. Aguas turquesas brillantes, playas de arena blanca, calas rocosas y una espectacular sierra montañosa forman parte de la experiencia. Sin duda, esta isla es sinónimo de auténtica naturaleza mallorquina en estado puro.

Si te alojas con nosotros en el Hotel Ca’n Bonico, lo harás en una zona privilegiada de la isla: en el sureste. Conocido por albergar algunas de las playas más impresionantes de la isla y por sus encantadores pueblos, el sureste de Mallorca alberga uno de los parques naturales más importantes de las Islas Baleares: el Parque Natural de Mondragó.

Parque Natural de Mondragó – Sureste de Mallorca

Siendo uno de los grandes tesoros naturales de Mallorca, el Parque Natural de Mondragó merece una visita (o dos). Un paisaje variado, una flora y fauna diversas y unas playas paradisíacas formarán parte de lo que te espera a la hora de decidirte a pasar un día en esta reserva natural cercana al Hotel Ca’n Bonico.

can bonico hotel ses salines cala mondrago mallorca

El Parque Natural de Mondragó tiene una superficie de unas 700 hectáreas, 95 de las cuales son de dominio público. Aunque es bastante remoto, también es muy popular, por lo que se recomienda llegar pronto durante los meses de verano.

¿Qué podemos esperar al visitar Mondragó? En primer lugar, impresionantes acantilados, tonos turquesas y azules del Mediterráneo y varios senderos para explorar la costa. Algunas de nuestras playas favoritas dentro del parque son S’Amarador y Cala Mondragó. Otra visita obligada dentro del parque son los humedales de Ses Fonts de n’Alis, donde podrás observar una larga lista de aves migratorias.

hotel can bonico ses salines cala mondrago mallorca

Al Parque Natural de Mondragó se puede acceder fácilmente en coche (desde nuestro hotel se tarda unos 20 minutos en llegar) y hay un aparcamiento disponible, por lo que es muy fácil disfrutar de todo un día rodeado de naturaleza mallorquina en un entorno único.